miércoles, 12 de marzo de 2014

Tiempo Y Vida





 




Nuestra micro existencia, medida en un tiempo cósmico, no tiene la menor relevancia dentro de un contexto existencial. Somos micro organismos en estado  de evolución e involución; según sea el caso. Hay seres que van evolucionando en cada ciclo genético y otros que por su misma precariedad biológica, les toca: retroceder y empeorar hasta su depuración total.


En nuestra cadena genética, se van almacenando las características de la estructura molecular que nos ha de  caracterizar en las etapas futuras de nuestras existencias. Es así que estaremos desarrollando: nuevas y mejores aptitudes y características en la parte humana y también en el  campo espiritual. Haciéndonos mejores seres vivientes y con una energía interna mucho mas depurada y fuerte.

Pertenecemos a una existencia regida por elementos determinantes, como son: las energías principalmente, el equilibrio, elemento fundamental para mantener la equidad de las fuerzas y hacer que los ciclos roten y sean secuenciales, dentro de una cadena evolutiva.
Nuestros organismos, están compuestos por dos elementos; por una parte, somos un cuerpo hecho de materia orgánica  degenerativa, habitado y ordenado por una energía electromagnética, reciclable y con memoria cósmica, que es la que se encarga directamente de nuestra evolución.

Vivimos solo dentro de un ciclo de corta duración. Somos producto de una explosión. Una explosión que aun  se encuentra en curso, en una etapa media de la misma, que  evolutivamente va camino hacia su extinción definitiva; en tanto que irán naciendo otra explosiones, creando en sus núcleos, nuevas vidas.

Quizás algo difícil de entender para algunos, pero eso es lo que es el cosmos: una explosión mas, dentro de un inmenso contexto, llamado universo y el cual a su vez esta formado por otros millones de explosiones, que forman parte de un ciclo existencial de reacciones en cadena.

No pensemos que existe una eternidad y tampoco pretendamos esperar que nuestra genética cambie, para cambiar. No tenemos un inmenso periodo de vida, nuestra existencia terrenal es muy ínfima y debemos tratar de disfrutar de lo que se nos presenta, con toda la intensidad posible, para que nuestra memoria cósmica se enriquezca y podamos tener mejores elementos positivos en nuestras futuras existencias.

 

1 comentario:

  1. A ver si en próximas existencias ya no hay fronteras, ni guerras, ni nadie que se tenga que marchar de su país en busca de bienestar que aceptemos a los que vienen de fuera, etc,etc,etc. ¿Es mucho pedir?
    Un beso para ti

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.