sábado, 22 de marzo de 2014

El mundo es Ancho Y Ajeno...








Decía  en su celebre novela, el reconocido escritor peruano Ciro Alegría: El mundo es ancho y ajeno. Yo no voy a intentar contradecirlo, porque es tan cierto como que existimos, pero hay quienes se empeñan en creer lo contrario, algo así como: el pensar que somos muy anchos y ajenos para este mundo y que el mismo gira para nosotros y no, nosotros con el. Entendiéndose este concepto como que algunos están fuera del globo. Para mejor entenderse, diríamos que hay quienes están fuera de orbita, perteneciendo a la especie de los heterogéneos.

Los heterogéneos  son los ciudadanos que forman parte de esa  exquisita elite que asume arrogantemente, ser dueños de la verdad, intolerantes ante lo que les rodea y no les agrada. Los que no perdonan el error de nadie, los que ven la vida de un solo color, los que no tienen piedad con el débil y desfavorecido, los que atacan a mansalva a quienes no piensan como ellos. Estos seres sin escrúpulos, que generan guerras, enfrentamientos, los que ganan el dinero a cualquier “precio” los sin razón los pobres de espíritu. Aquellos que no conocen la palabra amor y si la conocen; no la entienden.

Gracias a esta casta, esta el mundo como esta. Estamos plagados de: violencia, egoísmo, indiferencia, desprecio por la vida, racismo, machismo, feminismo, homofobia, radicalismo, corrupción,  extremismos, fanatismos religiosos, etc.
No vamos a pretender que estas malolientes lacras, desaparezcan de la faz de la tierra, porque son parte de la vida y de la contraparte de toda existencia terrenal, pero si todos hiciéramos un esfuerzo por cambiar nuestra actitud negativa; podríamos equilibrar la balanza y hacer de este mundo un lugar mejor para vivir.

Siempre pensamos de que son los “otros” quienes deben de cambiar y trasladamos la responsabilidad al prójimo, sin pensar que: nosotros somos parte del prójimo.
Claramente podemos ver esta patética situación, en la clase política, que cada vez es mas indolente e indiferente, con los problemas de los ciudadanos a quienes gobiernan. Los políticos son solo el reflejo de nuestra conducta y de nuestra indolencia, ellos ejecutan aquello que nosotros les encomendamos. Nos quejamos de cómo actúan, pero; ¿Cómo llegaron al poder? ¡Eso! Es culpa de otro, son otros los que votaron por ellos. Esa es nuestra respuesta, para cubrir nuestra responsabilidad.

Hagamos que este mundo sea mejor, siendo mejores. Detengámonos cada momento en el que vayamos a decir o hacer algo que vaya a lastimar a otro. Seamos tolerantes y consecuentes con la vida y sus diferentes situaciones. No mostremos la cara que queremos mostrar; mostremos la que debemos  de tener.
No seamos tan fatuos y superfluos, no banalicemos a la realidad que nos rodea. Llevemos nuestros credos hacia adentro de nuestro ser y no prediquemos sin el ejemplo. Tendamos la mano a quien lo necesita y compartamos lo poco o mucho que tengamos, que al otro lado no hay como llevárnoslo.
El mundo es ancho y ajeno, porque le pertenece a todos y no solo a nosotros. No seamos tan anchos que hay que respetar el espacio del otro.








2 comentarios:

  1. Muy bueno tu aporte,. pienso igual.
    El mundo no está así por lo que hacen "los malos" sino por lo que deja de hacer la gente "buena".

    Ah, y otra cosa, igual.. los buenos no hacen tanto ruido ni alharaca cuando actúan... esto también es cierto.

    Habría que entrenar más el ojo para ver las cosas buenas (lo malo lo vemos todo sin esfuerzo alguno), no te parece?

    Me quedo en el sitio!!
    Un gustazo y gracias por pasar por el mío!!

    PRINCESA ADORA
    www.labandasiguiotocando.blogspot.com
    (no me pude loguear)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita Princesa Adora.
    Gracias por compartir esta idea.
    Ya te visito Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.