sábado, 23 de marzo de 2013

Manoseo Lingüístico

Los temas de: ecología, medio ambiente, ecosistema, efecto invernadero y demás, se han convertido en muchos lugares y países: en un simple manoseo lingüístico, en vocablos de moda, en temas de postura para darse aires, pero sin sentido ni aquilatamiento.

Los problemas de: contaminación, recalentamiento y del ecosistema, son mas graves de lo que muchos se imaginan.
Actualmente se habla mucho de estos temas, pero sin tomarse medidas radicales. Todas son medias tintas y paños tibios.
El planeta ha llegado a su limite de tolerancia. En adelante, todo lo que se tenga que esperar de el; solo serán reacciones, pero no retrocesos, porque el daño esta hecho y para revertirlo, hay mucho por hacer y con el tiempo en contra.

En todo orden de cosas; bien sabido es que: es mas fácil es destruir que construir. Lo que al planeta le ha costado en millones de años; moldear y edificar, al hombre solo le ha tomado unos cuantos años en destruirlo y de manera desbastador.

Este es un tema del que se habla mucho, pero al que a muy pocos les interesa.
Poco es lo que se informa a las poblaciones del mundo, con respecto a la importancia y prioridad que deben de tener el cuidado de nuestro planeta.
Para citar un pequeño ejemplo, vamos a recurrir a una frase muy trillada y utilizada mayormente, por: los médicos, La Organización Mundial De La Salud, ministerios de salud entre otros: a menudo nos aconsejan consumir pescado, por las propiedades alimenticias que este contiene y por el tan apreciado omega 3 que nos proporciona. Sin dudarlo es un beneficio para nuestra salud, pero...
¿Adonde vive, crece y se desplaza este prodigioso animalito? En el mar. ¿Y como es el mar en el que vive el pez salvador de vidas? Pues ese mar esta contaminado a mas no poder y para muestra un botón: Según el programa de Las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, elaborado en el año 2005, estimaba que existen 13,000 fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado a lo largo de los océanos y 1935 unidades de plástico también, por kilómetro cuadrado y para mayor asombro, en el Pacifico, entre Hawai y la costa oeste de Estados Unidos: existe un basurero flotante, que mas se parece a una gran sopa gigantesca y que ocupa miles de kilómetros cuadrados, equivalente a la isla de Japón. ¿Ese es el pescado que nos sugieren comer?

Todo esto sin enumerar, contar y explicar: los millones de litros de combustible arrojados por los barcos y naves que cruzan los océanos, lo que arrojan las plataformas petroleras, los desechos de las fabricas de conservas, los barcos factoría, los desagües de todas las ciudades del mundo, etc, etc, etc.
Tan solo hemos hablado del mar y de nada mas, porque en la tierra propiamente dicha, también hay y mucho, puesto que de ahí es de donde viene y se genera todo el asunto.
Creo que cada uno de nosotros, estamos en la obligación de participar y dejar de hablar tanto del asunto. Es a nosotros a quienes atañe y a las generaciones venideras. ¿Como ayudar? Conversando, tratando el tema, creando conciencia, ayudando a las campañas, participando. Total, es nuestra casa ¿O no?


8 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, todos tenemos mucho por hacer, cada uno debe asumir su deber, pequeños detalles que si todos asumimos son un gran paso para frenar este deterioro al que hemos sometido al planeta. No obstante, este paso es insignificante si los gobiernos no se ponen a trabajar en serio.

    Un abrazo Pluma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es asi, son los gobiernos los que deben de determinar las medidas a seguir, pero somos el pueblo en general, quienes debemos exigir. De la misma manera en que nos levantamos para pedir: aumentos de salario, comida, educacion, etec. Renemos que salir y pedir energicamente, de que cambien las cosas.
      No olvidemos que: somos nosostros quienes hacemos los gobierno, nosotros los elegimos.
      Gracias por el copmentario Elena y un abrazo.

      Eliminar
  2. Amigo Pluma y Data, estamos destruyendo nuestra casa, quizás por falta de información, tal vez por no interesarnos en averiguar sobre ecología. Lo lamentable es que los que más contaminan son los que más se lavan las manos amparados por dirigentes que lo único que quieren salvar de éste mundo son sus hambrientos bolsillos con dádivas de corporaciones destructoras de ecosistemas.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dueños de la cas, somos quienes debemos de cuidarla. Actualmente, tenemos un medio muy poderoso de comunicacion, que es internet y debemos de utilizarlo para mejorar nuestra calidad de vida y la preservacion de nuestro habitad.
      Un abrazo Roberto y gracias por el comentario.
      En el proximo post; hablare de como si se puede a travez de una experiencia mia.

      Eliminar
  3. Hola Pluma.

    Que haremos cuando ya no dejemos nada en su estado natural, será nuestro fin? o buscaremos otro lugar para seguir destruyendo. Parece que la depredación se pondera a si misma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre es que: nos preocupamos de cosas menos importantes y no nos fijamos en lo que verdaderamente deberiamos.
      La destruccion parece ser una tara que arrastramos en nuestros genes, pero tambien estamos obligados a corregirla.
      Gracias Moon y un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola amigo, me tienes que informar respecto a Punto Hispano.
    Respecto a tu artículo, he leído en algún sitio que tenemos planeta para mucho tiempo...no seamos agoreros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. No es ser agorero. Es simplemente una cuestion de conciencia. Lamentablemente,. tenemos una idea algo descompuesta de lo que significa: eternidad,creemos que todo es eterno y que para el fin falta mucho.
    Lamento contrariarte, pero eso esta muy lejos de la verdad. Somos mas fragiles y mas indefensos que lo que nos imaginamos.
    Respecto a Punto Hispano: la verdad es que se muy poco o mejor dicho; no lo entiendo. Ya somos dos con el mismo problema.
    Un fuerte abrazo y un beso. Gracias por tu visita y por tu coemntario.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.