jueves, 14 de marzo de 2013

Habemus Papam...






Jorge Mario Bergoglio, es el nombre de pila del nuevo pontífice de la iglesia católica.
Un nuevo rostro, una nueva imagen, una tradición menos en el empedrado camino del catolicismo.
Argentino, si argentino, de esa Argentina profunda, humilde y creyente, que ahora lo debe de sentir mas cerca que nunca y en el que abrigaran muchas esperanzas. Esperanzas de cambios radicales y profundos, en donde se sientan los deseos de los que realmente creen y oran por un mundo mejor.

Latinoamerica comienza a tener el protagonismo que siempre le fue negado. No un protagonismo mercantil y mucho menos politiquero, si no mas bien; un protagonismo católico, misionero, humano, cristiano y apegado a los verdaderos enunciados de un cristo que siempre fue venerado y seguido en las tierras del nuevo mundo.

Francisco, es el nombre que a elegido el nuevo Papa, para ser llamado. En homenaje a San francisco de Asís. Un nombre que encierra: humildad, dedicación, entrega, austeridad y compromiso con los mas dejados de la mano de Dios.

El nuevo Papa, es un hombre, con un perfil mas humano, real y menos ligado a esa repugnante aristocracia eclesiástica, que tanto se a servido del nombre de Dios, para cometer tantas atrocidades como ha podido a lo largo de sus obscura historia.
Quizás sea mucho pedir y mucho esperar, pero Francisco, puede ser el elegido para cambiar el rumbo de la iglesia y darle un rostro mas cercano a Cristo y acercarla a la verdadera fe. Esa fe en la que muchos creen y en la que están depositadas las esperanzas de los millones de fieles que viven en los cinco continentes.

Parece ser que ahora estamos ante un sacerdote de verdad, ante un verdadero vicario de Cristo, ante un peregrino de la esperanza del mundo católico.
Sera una tarea muy ardua y una misión con grandes retos, pero también un desafió al mundo que hoy tenemos.
Francisco es el elegido y sobre el recae todo el peso de la responsabilidad de tan ardua tarea. La de cambiar la imagen de la santa sede y la de eliminar de ella a los demoníacos sacerdotes que han hecho de ella un verdadero infierno sodomita, lascivo y contrario a su verdadera praxis y esencia.

Argentina, Latinoamerica y el mundo entero están de fiesta, pero luego de que acabe la fiesta; estará el compromiso de acompañar a Francisco y apoyarlo en su nueva tarea. Una tarea que tendrá luego que convertirse en obra. Una obra a la altura de su creador; Jesús de Nazaret, quien lo dijo y lo dejo muy claro, pero que muchos no lo escucharon claro y tampoco lo entendieron como deberían haberlo entendido.

Francisco, es el Papa cercano, si ese mismo que una vez alguien se cruzo con el en el bus de camino casa. Aquel que no le teme a la pobreza y extenderle la mano al itinerante, despojado y ninguneado.
Es el Papa, de todos, el que se parece a la realidad y no a alguno que salio de las entrañas de la Roma eterna. No, Francisco, puede ser como su jefe, de túnica, de sandalias, de a pie, el de cualquier barrio, el hombre simple, ese que solo quiere servir y no ser servido. A ese: hay que darle todo el apoyo para que cumpla su misión, o por lo menos para que deje las bases, de una nueva iglesia. Una iglesia hecha de fe y de amor por el prójimo, con alma, con compromiso y con la cabeza gacha en signo de humildad y no como lo es hoy; erguida en actitud de soberbia y desentendimiento de su verdadera misión.
Argentina la Santa. Si porque aquel país del Rio de la Plata. Ya tiene dos santos; El Santo Padre y el santo de la espada; Don José De San Martín.
Desde mi ateísmo mas ferviente: hago votos porque este nuevo pontifice, sea el premio a tantos siglos de espera, del pueblo católico.

9 comentarios:

  1. Ojalá sea como dices. A mí, por el simple hecho de que no se lleva muy bien con Cristina de Kirchner, ya me cae bien.
    Cierto es que se oyen voces que critican su silencio o su apoyo a la dictadura, pero por ahora nada se ha demostrado. Por otro lado, su sencillez y austeridad, su dedicación a los más desfavorecidos, hacen que tenga mi voto de confianza.

    Un abrazo Pluma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre habra algo que criticar, pero en medio de mi ateismo; prefiero abrigar una esperanza positiva, porque esa esperanza es el sueño de un cambio en una institucion corrupta, que no concuerda con su esencia.
      Un abrazo Elena y gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. Hola Plumma.

    Parece que este es el Papa que todo el mundo estaba esperando, ojalá sea así y encuentre los apoyos necesarios para llevar a cabo esa regeneración que todo organismo de poder necesita, la iglesia también está muy necesitada de un verdadero saneamiento .

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo es una esperanza y unas ganas de que algun dia cambie la imagen de una iglesia; que mas que bien hace un culto al mal.
      Gracias Moon por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ojala sirva para unir pueblos y convencer a los poderosos, la importancia de compartir con los que menos tienen y dejar el armamentismo y las intromisiones en los pueblos cualquiera sea su fé. Y también espero que de una vez por todas un Papa Sudamericano pida perdón por más de quinientos años de tropelías cometidas en ésta bendita America del Sur por parte de la jerarquía eclesiástica a los pueblos originarios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hay Roberto!
    Perdoname, pero con el perdon no basta. Hay que pagar por el daño y hay que pagarlo con hechos.
    Se que todo solo es un sueño utopico, pero mientras halla esperanza, habra una luz.
    America se merece mucho mas de lo que siempre ha recibido y la iglesia esta en el deber de asumir ese reto y respomsabilidad.
    Un abrazo Roberto y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  5. Hay el mundo incomprensible de los curas.
    Es muy poco y casi nada lo bueno que le han regalado al mundo.
    Pocos aquellos sacerdotes, que viven en la verdadera fe.
    Un saludo de su gat.

    ResponderEliminar
  6. Bueno...el primer papa americano de la historia!
    Ya iba,siendo hora..
    Esperemos que cumpla las espectativas que ha levantado su elección.
    ...y a mi me da buenas vibraciones, Ojalá regenere la fé con sus obras..¡cosa difícil!
    Démosle un voto de confianza..

    Que tengas una buena semana plumma

    ResponderEliminar
  7. Hola Maribel:
    Muy dificil, pero de esperanzas vive el hombre.
    Yo espero cambios y lo hago por tanta gente que es catolica, en las que cuentoa a muchos de mi famila.
    Es hora dse un cambio y hora de acabar con tanta cosa negativa.
    Gracias por tu visita y por tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.