sábado, 16 de febrero de 2013

El Fin Del Mundo...



Desde que el mundo es mundo y para que no existan malos entendidos, mundo: este en el que vivimos, porque el resto si que es inmensamente grande e infinito solo para nuestros ojos, teniendo en cuenta que ; no conozco otros ojos capaces de ver mas de lo sabemos.
Se han vaticinado, promovido, auspiciado y asegurado varios fines del mundo. Algunos muy peculiares y otros bastante tirados de los pelos. Cada quien vaticina el final que mejor le parece o que mejor se imagina que debe de ser, pero nadie puede adjudicarse la certeza de la verdad en ello.

Terremotos y cataclismos de toda índole son los preferidos y los que están en el orden mediocre de la creatividad, pero los que están vinculados al mundo espacial y universal, son los que se llevan el Oscar y mantienen en vilo al ser humano.
La tierra es un planeta vivo, que se encuentra en constante evolución y por ende sujeto a cambios de toda índole, bien sean; climáticos, geofìsicos, naturales, biológicos y demás. Ninguno de estos fenómenos, esta en capacidad de acabar con el planeta, pero si en la de cambiarlo ostensiblemente, transformando su paisaje actual.
En este orden de cosas, nada podemos evitar y vaticinar, porque simplemente, siempre son acontecimientos fortuitos, imposibles de predecir y calcular, sin secuencia ni regla alguna. Solo es el palpitar constante de la vida del planeta, de manera secuencial y natural dentro de un tiempo que solo el conoce.
Asomando la cabeza fuera de nuestro predio, la cosa cambia, porque ahí estamos “pisando” otro terreno mucho mas escabroso y desconocido, del que no sabemos absolutamente nada y de donde nos puede caer una “pedrada” en el momento menos esperado, como acaba de suceder en Rusia, en donde se precipito un meteorito de apenas diez toneladas de peso, causando mas de mil heridos y cuantiosos daños materiales en al menos seis ciudades. Esto se debió a la potencia de sus hondas sonicas. No se si a qui podemos decir: para muestra un botón o para muestra un pedron, pero lo cierto es que es una pequeña muestra de lo que nos puede suceder.

A lo largo de la vida de nuestro palmeta, se han sucedido cientos de estos acontecimientos. Unos de similares características al que hacíamos mención en el párrafo anterior y otros de proporciones incalculables, como el caído en el golfo de México, que según la ciencia; fue capaz de transformar el planeta y extinguir a los dinosaurios, entre otras especies.
Esto es lo que tenemos y así es como vamos. Somos sumamente frágiles e indefensos. Cien por ciento perecederos, dueños de un tiempo terrenal, que no significa nada en el contexto universal.
El fin de nuestro planeta, va a tardar mucho en llegar, pero el fin de nuestra especie, puede estar a la vuelta de la esquina. Bien sea dentro de un año, mil, cien mil, un millón o dentro de unos segundos, por gracioso que pueda parecer.
Ojala llegue a publicar esta crónica...

7 comentarios:

  1. La verdad es que no me gusta pensar estas cuestiones, mejor nos limitamos a vivir el tiempo que nos quede procurando dejar un mundo habitable a nuestros hijos.
    Uf, qué yuyu.

    Un abrazo Pluma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno...Razon no te falta y te sobra, pero es una realidad ineludible, que tenemos como sombra, siempre en nuestras vidas.
      Aveces pecamos de soberbios y nos olvidamos de nuestra fragilidad.
      Gracias Elena por tu visita y por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Es cierto , los oráculos no todos están en Delfos , y la Terra seguirá o no, independientemente de lo que hagamos
    Bueno seguro que el proceso será antes si continuamos maltratando la . Pero en lo que concierne a los fenómenos naturales sobre todo los espaciales nada sabemos y en cualquier momento como bien dices desaaros

    Por eso debos valorar cada momento , vivir es ya un regalo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Estoy con el móvil y no acierto
    Corrijo
    Como bien dices desaparecemos
    Y debemos

    Perdón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, por los errores, que yo no amo la perfeccion; soy muy humano.
      Hay que vivir y dejar vivir.Disfrutar mientras estemos en este mundo.
      Gracias Moon por tu comentario y por visitarme.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Aysss...plumma..., que miedo producen todas éstas cábalas que nos planteas!!
    Pero es cierto que en cualquier momento la especie humana puede desaparecer en cuestión de segundos mismamente...
    Quién dice que no, cuando un gigantesco meteoro fué capaz de extinguir a los dinosaurios, animales gigantescos en comparación con la,especie humana....
    No somos más que un punto en el universo..., que a la vez es un punto en la creación..., así que cualquier día puede venir una goma de borrar y hacernos desaparecer de repente..jajajaja...
    Ays...disculpa la broma plumma...
    Se me ocurren estas imbecilidades sobre la marcha...
    Gracias por tu felicitación en mi blog.., y como dices que te gusta el acento sevillano...
    ..." grasias por tu felisitasión mi arma...y arsa la grasia y la guasa..." jajajaja
    Un beso enorme plumma. ;))

    ResponderEliminar
  5. No seas tan ruda contigo, para nada son imbecilidades. Es sentido del humor y es mejor reir que estar triste.
    No te preocupes por la goma de borrar y vive al maximo disfrutando de todo lo que puedas.
    Solo recuerda que: no sosmos invencibles y perpetuos.
    Un beso igual de grade y gracias por visitarme.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.