martes, 26 de febrero de 2013

El Famoso Festival De Viña Del Mar

Desde el año mil novecientos sesenta, se viene celebrando el festival de Viña del Mar, el cual cada año se resinifica en la famosa Quinta Vergara.
Este festival a adquirido una connotación internacional bastante importante y es considerado uno de los mejores de su categoría en el mundo.
Por el han pasado artistas de renombre internacional, los mismos que son bien o mal recibidos. Por el mal llamado “monstruo”

Lo que a mi particularmente me ha llamado siempre mucho la atención es: ¿cual es el significado de la palabra festival? Según la Real Academia de la Lengua Española, tiene por concepto de esta acepción, fiesta de carácter musical y fiesta, quiere decir igualmente; diversión y regocijo.
Bien, teniendo en cuenta estos conceptos, tenemos como punto de partida inequívocamente, que se trata de un evento dedicado a rendirle culto al artista y a su arte. Dentro de este culto se involucra a otro concepto, que es el respeto por el trabajo que interpreta una persona o un grupo según sea el caso.

En el “festival de Viña del Mar, ocurren cosas que según mi óptica y mi concepto de lo que es un festival; no encajan en dicho evento, como: el maltrato al que es sometido el artista, cuando el “monstruo” decide no aprobarlo. Ahí el o los artistas, son abrumadoramente humillados y maltratados. No solamente se les abuchea y pifea, sino que también se les insulta de manera atronadora y desmedida. Mas aun cuando estos son extranjeros y peor cuando pertenecen a países vecinos. Se dan muestras de xenofobia reconcentrada y reprimida, que evidencian un odio gratuito a quienes simplemente, van con la intención de participar y mostrar su arte.

No voy a negar que astas practicas, tambien se llevan a acabo, con artistas locales, a quienes no se les perdona una sola falla, sometiéndolos a pasar un duro y a amargo momento.
Cierto es que: en todos los festivales y eventos del mundo, suceden abucheos, pero estos se dan en casos extremos y sin llegar a la humillación, simplemente el publico hace notar su descontento y nada mas. Pero como dije; son casos extremos, porque esto no sucede en: el festival de San Remo, en el de Eurovision y mucho menos, en los grades eventos musicales que se presentan en las mas prestigiosas ciudades y escenarios mundialmente reconocidos. En Viña Del Mar se les ha hecho tragar polvo a artistas de talla internacional.

El artista, merece todo nuestro respeto y admiración. No podemos maltratarlo y vejarlo, solo porque una noche las cosas no le salieron bien. No es nada fácil subirse a un escenario y ponerse a actuar delante de miles de “jueces” ocasionales y muchas veces ignorantes, que de arte y cultura saben tanto como el artista de biogenetica.

Creo que lejos de poner en duda la categoría del festival de Viña, hay que ser duros con la critica al publico, que va algo confundido y perdido, porque asumen una postura auto-idolatra, que los hace ser despiadados y poco hospitalarios, con quienes solo pretenden regalar humildemente su arte.
¿Sera que el publico es algo así como el reflejo de una idiosincrasia nacional?

2 comentarios:

  1. Vaya por delante que todo el mundo se merece nuestro respeto, también, cómo no, alguien que se sube a un escenario. El público está en su derecho de mostrar su descontento, pero siempre desde el respeto y por supuesto nunca haciendo uso del insulto.

    Un abrazo Pluma.

    ResponderEliminar
  2. La carrera del artista es muy dura y sacrificada y ademas lleva mucha entrega. El arte es una pasion y algo muy sublime, como para alguien sin conocimientos en la materia, pretenda maltratarlo.
    Gracias Elena por tu visita un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.