martes, 23 de septiembre de 2014

El Primer Viaje De Juan (De Vuelta A Casa)











Luego de tres meses de haber disfrutado de unas largas vacaciones, Juan volvió a su ciudad, a su casa, a su mundo a lo suyo. La aventura le habia dejado el mejor de los sabores y la mejor de las experiencias. Conocía otras realidades y otras gentes. Tenia amistades que añoraba y deseaba volver a ver.
El amor también lo tenia algo desordenado y desubicado, porque se habia enfrentado; al poco recomendable desafió  de ser un conquistador. Muchos corazones estaban llorando su ausencia en las cálidas y lejanas tierras norteñas. No obstante en Lima también tenia un corazón que esperaba por el.

Juan sostenia un romance, con una chica de su entorno, desde casi un año a la misma que sin querer queriendo le habia sido infiel, pero que gracias a que no existían en esos tiempos: internet, Facebook, twitter y ningún medio de divulgación masiva; la inocente chiquilla, 'jamas” se daria por enterada.

El tiempo pasaba y la vida seguía su curso, mientras Juan no dejaba de escribirles a sus amistades del norte, de las cuales también formaban parte una que otra admiradora. Sin olvidar que el muy sinvergüenza aun sostenía una relación amorosa con aquella chiquilla del 'beso con sabor a fresa” Que tan popular se hizo y que en tan famoso lo convirtió, en la ciudad de la mas bella filigrana del mundo. (Catacaos)
Cartas iban y venían cargadas de esperanzas para aquella muchacha que abrigaba la ilusión de volver a ver a su primer amor.

Los meses seguían pasando y la posibilidad de un nuevo viaje, se hacia algo difusa, mientras Juan y Luis continuaban dando rienda suelta a su alocada juventud.
Luego de unos meses; un día de esos y para ser mas exactos un sábado Juan y Luis quedaron en asistir a una función de cine, acompañados por sus respectivas parejas. El lugar para encontrarse fue fijado en la casa de Juan a las tres de la tarde.
Juan fue a recoger a su enamorada y la llevo a su casa, para esperar a la otra pareja. En tanto ese momento llegaba; la madre de Juan conversaba con ambos y todo marchaba sobre ruedas ¡De pronto! Llamaron a la puerta y Juan se levanto rápidamente para ir a abrirle la puerta a sus amigos que llegaban para luego marcharse a la función de cine tan esperada y concertada durante la semana. Raudo y veloz, fue a abrir la puerta y cual seria su enorme sorpresa que: quien estaba delante de sus ojos, era nada mas ni nada menos que el amor que habia dejado, en las cálidas tierras piuranas.¡Tragame tierra! ¿Que hago ahora? Eran las exclamaciones y preguntas que atravesaban su mente a la velocidad de un rayo, mientras la sangre la tenia congelada y las palabras ausentes y ni que decir de sus piernas, que habían dejado de existir.

Luego de balbucear un saludo e intentar disimular el impase; le alcanzo el tiempo para inventarse una historia. Con la intención de que se marchase del lugar, le dijo que: estaba en una reunión de familia y que el tema que se trataba estaba relacionado, con sus malas calificaciones en los estudios y que su madre estaba fuera de control, que era un mal momento para una visita. Tan buena fue la excusa que la chiquilla se despido y partió, mientras Juan la acompaño hasta el auto que la esperaba. Prometiéndole ir a buscarla en cuanto pasara el vendaval.

Nada de gracia que le hizo su  ingenuo y tonto jueguito de conquistador.
Aquella función de cine, no fue de las mejores para Juan, porque la paso mas  asustado que un conejo en domingo de cacería. A parte que tenia tal confusión en la cabeza, que no sabia a quien amaba, ni quien era ni que iba ha pasar luego.
Menuda sorpresa le dio la vida. Creyó que la distancia era un escudo y un seguro, pero nada mas lejos de la realidad, porque donde menos te lo esperas; ahí te encuentras cara a cara con la verdad y la realidad.


  

9 comentarios:

  1. Este Juan es un Don Juan. Ja ja.
    Entretenida historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anecdotas y cosas de juventud, que a veces vienen bien, en vez de aquellas que ecierran: violencia, tristeza, drama etc.
    gracias por venir Armando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Diríamos que el cazador fue cazado! A veces los hombres necesitan tener amores a la vez para sentirse fuertes, y a veces los hombres fuertes no necesitan más que uno a la vez. Un abrazo Pluma y Data!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Cristina.
      Creo que no hay mucho que agregar a tu comentario.Sabia reflexion. La scomillas, estan bien puestas; como un par de banderillas.
      un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Si te digo la verdad esta historia me ha dado pena. Pena por esa joven que fue a buscar al que creía su amor y se llevó tal decepción...muchos " hombres " actúan de esa manera. Menos mal que no tuvo consecuencias...
    Estos tipos siguen haciéndolo aún después de casados.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es mas un fraude juvenil, pero asi comienzan algunos y luego se les hace un habito.
      lo que si puedo decirte es que: la joven nunca se entero de nada.
      Un beso gata y como siempre; gracias por tus palabras.

      Eliminar
  5. Muy linda la historia. Y como se dice. A la larga "la mentira tiene patas cortas" y en el momento menos esperado, mas tarde o mas temprano la verdad sale a la luz. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gustavo:
      Bienvenido a tu casa, gracias por visitarme.
      Efectivamente, la mentira tiene patas cortas. La verdad siempre como un corcho; sale a la luz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.