viernes, 21 de noviembre de 2014

Se Fue Una Mujer Exepcional








No soy partidario de dejar pasar las cosas importantes, que ocurren en mi entorno durante el curso de mi vida y es por eso que hoy he querido dedicar este articulo a una mujer que para mi y para muchos, ha sido un icono.
Cayetana Fitz-James Stuart De Silva. la duquesa de Alba. Por identificarla como Dios manda, pero ella era simplemente: Cayetana, para todo el mundo. Una noble de a pie, con una verdadera nobleza en el corazón y una simplicidad “sin maquillaje“una caminante de la vida y de las calles de Sevilla, en donde solia andar sin coronas, cetros ni títulos.

Carismatica, cien por ciento autentica, abierta sincera, leal, sensible al dolor ajeno, caritativa, generosa para con muchos y austera para consigo misma.
No era una duquesa de cuentos de adas ni de filmes cinematográficos, era una duquesa Sui Generis de esas que rompen el molde. Como los cometas que solo alcanzamos a verlos una sola vez en la vida.

Una mujer muy especial, cuya partida a entristecido a una nación entera y a gran parte del mundo. Alguien que supo vivir a su manera y sin importarle “el que diran“ con gracia, encanto y una sencillez inigualables, lo que le valio para ganarse el cariño de todo un país como España, en especial de su ciudad adoptiva, Sevilla en donde fue ciudadana ilustre y también de muchos extranjeros como es mi caso.

A sus ochenta  y ocho años, decidió dejar este mundo y partir hacia el destino final a ese destino que sin conocerlo y al que nadie aspira, pero adonde todos tendremos que seguirla algún día.
Todo un ejemplo para tanto noble, estirado e indiferente, que parecen no vivir en el mundo real al que todos pertenecemos. Tambien un modelo para esa gran parte de pichiruchis que con algunos cobres pretenden impresionar a los demas y caminan por la vida: encartonados y almidonados, sin ningún perfume o  aroma de nobleza y mucho menos de  clase.

Se fue la duquesa del pueblo. la mujer que vivio como sintió, como quiso y como la dio la reverenda gana, pero dejándonos un bello recuerdo de su paso por este mundo.
yo particularmente admire mucho su desenfado y su autenticidad.
Adios querida Cayetana. 





13 comentarios:

  1. Pluma, es muy importante este post tuyo sobre esta señora, desde lejos sólo veíamos su rostro desfigurado por estéticas y no la conocíamos en su verdadera dimensión, "no es oro todo lo que reluce" dice el refrán, diría que tampoco es frivolidad todo lo que se muestra, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si bien no fue una santa, fue una persona muy humana y que a pesar del mundo tan fribolo que la rodeaba, supo entender la vida tal cual.
      Un abrzo Cristina, gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. No tengo nada que añadir, ya que bien la has descrito, tan solo te dejo el enlace de la serie de dos capítulos que han echado en televisión española por si te interesa visionarla o a otros lectores.
    http://www.telecinco.es/tvmovies/duquesa/Duquesa-PARTE-integra-primera-mini-serie_2_1167630254.html

    ResponderEliminar
  3. Hola Mari pi. Gracias por tremendo detalle. Estoy seguro que va a gustar a todos.
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  4. Que triste, siempre admire su alegría y ganas de vivir y por sobre todo que hacía lo que quería con su vida y con su corazón.
    Un abrazo para ti y flores rojas eternas para ella en su corazón.
    mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar por tu abrazo y si, flores rojas para ella, que vivio como mejor le parecio.
      Gracias Mar por venir y por tu comentario.

      Eliminar
  5. Hola amigo, a mi me parece un ser libre, que siempre ha querido ser así, y se lo ha podido permitir. Yo aplaudo todos sus éxitos en la vida, y ahora también en su muerte, hay mucha gente que habla de sus obras de caridad, eso es importante, ella podía hacerlo, pero hay muchos que pueden y no hacen nada. Mi pesar por su fallecimiento. Encantada de tu entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. A mi el haberte recibido en esta tu casa.
      Gracias por leerme y por visitarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Gracias por lo bonito que dices de nuestra Duquesa.

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. No hay nada que agradecer, es el saber reconocer y hablar de quienes nos dejan y tienen un sello de perpetuidad, por lo bien que se portaron y transitaron en la vida.
    un beso Maria. Gracias por venir.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa dedicatoria a Cayetana.., la duquesa que marcó un antes y un después en el ducado de Alba. Siempre fué una mujer libre de corazón, que supo amar y ser amada hasta el fin de sus días, generosa y popular por su forma de entender la vida.
    Muy bonito pluma.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.