martes, 9 de julio de 2013

¿Que Buscar? ¿El Exito O La Felicidad?

Muchas veces ni siquiera sabemos distinguir un concepto del otro. Unos viven convencidos de que el éxito es la felicidad y viceversa.
Nada mas lejos de la realidad, porque el éxito es simplemente; la culminación positiva de un negocio o un asunto. Según la descripción que tiene la Real Academia de La Lengua Española, para este termino.
Simplemente eso; la culminación positiva de algo relacionado con lo material o con el mundo del materialismo en general o el sumun del éxtasis de nuestro ego, que suele ser casi siempre el factor constante que nos persigue y aveces nos acompaña hasta la tumba.
En cambio la felicidad, es un asunto mucho mas serio, porque compromete a nuestro espíritu a nuestros sentires a nuestra esencia misma como seres humanos.
Podemos elegir infinidad de maneras de ser felices, con las cosas mas simples y cotidianas.
Todas aquellas cosas que alimentan al espíritu son las que nos pueden llevar a encontrar la felicidad.
Ferrand Adria, uno de los Chef de cocina mas famosos del mundo suele decirles siempre a todos aquellos jóvenes aspirantes a chef; no busques el éxito, busca la felicidad.
Aquello solo se puede interpretar de la siguiente manera; muchos aspirantes, en este caso a Chef de cocina, piensan que si pasan por encima de quien sea y logran hacerse famosos, por consecuencia serán inmensamente felices, sin tener en cuenta que; aquella manera de pensar, solo les puede acarrear una vida de sinsabores, de envidias y malas intenciones en sus entornos. Que han de alimentar sus egos, pero no su esencia y sus almas.
Contrariamente al anterior concepto, si tratamos de hacer de aquella profesión, un camino de satisfacciones basadas en la creatividad y la recreatividad, conseguiremos una paz interior sin limites de ninguna clase. Eso es lo que hay que lograr; la paz interior, la paz del espíritu, el estar en armonía con el mundo exterior y el interior, el equilibrio. Ese equilibrio que tanto nos exige la naturaleza y a la que siempre le damos la espalda.
El dinero, la belleza y el estatus, solo son elementos pasajeros y perecibles, que solo permanecen un tiempo y luego se esfuman, bien sea por el tiempo o por las mismas circunstancias de la vida, en cambio la paz espiritual y el logro interior, permanecen adheridos a nuestro espíritu para siempre y aun después de nuestra muerte, porque podremos transmitirla a nuestras generaciones venideras, como un legado, en el que se indique el camino a seguir como modelo de vida.
Lograr la paz interior, la satisfacción y la aceptación de uno mismo, debe ser siempre el objetivo de nuestras existencias, para poder transmitir eso a quienes nos rodean y lograr mejorar nuestro entorno, nuestro mundo, que tan venido a menos esta.
El mundo puede desaparecer, el universo también, pero el alma; siempre sera eterna.

10 comentarios:

  1. Me encanta leerte porque siempre te basas en algo de mi país.
    Primero citas a la Real Academia de la Lengua y más tarde a uno de los cocineros mejor del mundo.
    Te voy a decir un secreto, ablando de cocina. Tenemos a Botín, que hace un cochinillo para chuparse los dedos y a Lucio, que tiene la exclusiva de los huevos estrellados...
    No sigo...me da hambre.
    Un besito y gracias por acordarte tanto de España.

    ResponderEliminar
  2. Es un placer para mi el agradarte de esa manera. Siempre he de mencionar a España en la mayoria de mis articulos, porque es el referente de la historia de mi cultura. Le debo: la lengua que hablo, las costumbres que practico, la culinaria que ha dado origen a la gastronomia de mi pais y muchas cosas mas, que si las ignorara, estaria ignorando mi historia.
    Vuelvo a repetirte lo mismo; tus lectores y yo estamos esperando el articulo que tienes que escribir, sobre el Botin.
    gracias por tu visita. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Amigo Pluma, lo importante es buscar la forma de vivir plenamente éste corto paso que nos regala la vida. El éxito y la felicidad son efímeros nada es para siempre, puedes estar en la cima y caer sin paracaidas y la felicidad tan buscada son ratitos que nunca aprendemos a disfrutarlos por ésta carrera loca por creer que si sos trinfador en todo serás mejor persona.
    No se si es mi blog o si es blogger, pero las atualizaciones de tus entradas no aparecen en mi sitio, es por éso que a veces tardo en visitarte. Voy a ver como lo puedo solucionar, igual no te olvido mi estimado amigo.

    Un gran y afectuoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo: creo que has tomado por asalto la razon y ella; generosamente te asiste.
      No puedo contradecirte y mucho menos negar lo que tan ciertamente dices.
      Un abrazo Roberto y no te procupes pero creo que algo pasa con este blog. Siempre me suceden cosas raras. Yo tambien voy a revisar para saber de que se trata.

      Eliminar
  4. Plumma....¿ El éxito o la felicidad ?

    Pienso que no hay que buscar nada, nuestras ambiciones
    nos llevan a lo que queremos ser, teniendo ganas de ir
    adelante en todo lo que nos proponemos, no esperar del
    otro observando y querer igualarnos a sus éxitos con envidia.

    ¡¡interesante reflexión !!

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Doris!
      Yo tambien pieso lo mismo que tu. Solo trataba de expresar una idea, pero tambien pienso que no haya que buscara algo.
      Lo que si cre es que: hay que tratar de hacer las cosas para que nos satisfagan y no para satisfacer a los demas; en el buen sentido de la palabra claro esta.
      Gracias por el beso, uqe lo recibo con mucho aprecio y con todo cariño tambien te lo devuelvo.
      Gracias por venir a esta tu casa.

      Eliminar
  5. Muy buen post. Adhiero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arturo por tu adhesion.
      Un abrazo y sientete como en casa.

      Eliminar
  6. La felicidad, esquiva en ocasiones, tan solo necesita un poco de buena intención y mejor conciencia, para crear su habitat ideal en el ser humano. Quienes esperan encontrarla en la riqueza o en la ambición sin medida, pueden conseguir vivir mejor que muchos, pero a la larga esa felicidad pasa factura.

    Plumma, como dice Roberto algo pasa con tu blog. Yo creía que ya estaba cerrado porque intenté entrar un día y me dijo que el blog no existía. Y tampoco recibo avisos en el mío. Pero me agrada comprobar que sigue viento en popa a toda letra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Carmen!
    Es muy grato recibirte aqui, en esta tu casa.
    La felicidad solo consiste en encontrar nuestro equilibrio y nuestra comodidad, con las cosa que nos rodean.
    Gracias por tu visita y la verdad es que yo tampoco tengo alguna idea de lo que sucede con este blog. Si tienes alguina idea; hazmela saber.
    Gracias una vez mas y un beso

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.