miércoles, 23 de enero de 2013

La Violencia Contra la Mujer

La Violencia Contra la Mujer


Este es un tema que cada día va cobrando dimensiones desproporcionadas, en todos los hemisferios. De este mal tratado globo. Las noticias que día a día, dan cuenta de hechos escalofriantes que se suceden en distintas sociedades y que apuntan a un desprecio hacia la mujer.
Esta conducta venida del hombre, puede llevarnos a un retroceso de la raza humana como tal.

Hemos caído en un pozo sin fondo, en donde las mentiras y las verdades se entremezclan formando un caos emocional del individuo, en el que aquellas cosas que antes parecían ser ciertas acaban por ser una simple falacia. Esta falacia arrastra al individuo a dar rienda suelta a sus mas bajos instintos, amparado en las sombras de la inmoralidad social.
Sabido es que: existen leyes; unas drásticas y otras de mediana severidad, pero en su mayoría débiles y carentes en contundencia, con mil recodos y otro tanto de argucias judiciales, que mas es lo que protegen al agresor, que defienden a la victima.

Estamos ante una endemia de violencia solapada, que esgrime todas sus miserias para maltratar a ese ser que solo es culpable de que estemos en este mundo.
Existe un claro trastocamiento de valores en nuestras sociedades, porque venimos de descubrir, mil mentiras, sobre las que habíamos construido nuestro mundo y ahora estas pseudo verdades se están volviendo contra nosotros. Habría que agregar también; que los conceptos tales como: familia, hogar, núcleo y respeto, han pasado a ser términos anacrónicos que tiene mas olor a naftalina y a guardado que otra cosa.

Ahora solo importa el momento. La mujer se ha convertido en un simple hueco andante a perseguir y disfrutar. Mas valor que ese no tiene y lo peor del caso es que ella esta permitiendolo y aceptándolo. El asunto esta en fornicar y nada mas, un acto puramente carnal y a pasar pagina.
Para muchos este articulo suene a palabras de viejo desfasado y arcaico, pero la realidad es la que vivimos y no mi capricho o mi olfato.
Estamos ante un mundo y una vida que se vive al momento y solo se conjugan los verbos: tener, correr, mas, fornicar, comprar y todo lo que signifique; materialismo.
En esta vorágine materialista, nadie tiene futuro solo presente. Día ha de llegar en que tener un hijo se cuestión de ir a una botica o farmacia, entregar una lista de características genéticas y esperar que el empleado aparezca con frasco y le diga ; es tanto... Usted se va a casa alquila a una mujer que por un puñado de monedas, se deja introducir el frasco y ya ; a los nueve meses esta listo el hijo y la descendencia asegurada.

Hay que detenerse a revisar las cosas en que estamos fallando y aplicar los correctivos necesarios para no seguir siendo una sociedad desalmada e indiferente que solo vive el presente.
La mujer es aquel ser que nos lleva dentro y nos harta de amor aun mas allá de la muerte. El respeto hacia ella tiene que ir mas allá de lo legal y lo moral, tiene que estar dentro de los recintos de la espiritualidad y debe ser siempre nuestro norte.
Hay que dejar aquel concepto equivocado de que: la mujer es igual que el hombre y tiene los mismos derechos. No, somos iguales, existen diferencias muy abismales , tanto en el aspecto conceptual, como el genético, el mental, el espiritual, fisco y antropológico.
Hay que recapitular y comenzar a revertir aquello que hemos y estamos haciendo mal.

6 comentarios:

  1. Un mal común en todo el mundo, un mal que no entiende de edades, cultura o clase social.
    Aquí las cifras de muerte por violencia de género son escandalosas.
    El problema sólo se acabará cuando se tome en serio y se eduque al niño y a la niña en igualdad.

    Saludos Pluma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razon del mundo Elena, toda la razon. Ahi esta el problema, pero insisto en decir que no somo iguales y justamente, por no ver esa diferencia es que estamos como estamos.
      Un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. Hola Pluma.

    Es un hecho que vivimos en una sociedad machista, con una educación machista (en propia casa) pero sobre todo,incluso por encima del machismo está la violencia. El mundo es violento, las personas reaccionan-mos, con violencia ante una negativa o contrariedad, y los grandes perdedores en este campo son los débiles, entre ellos, niños, mujeres y personas mayores, los más vulnerables ante cualquier situación de injusticia.
    Este tema me resulta bochornoso, pues deja en evidencia a las altas esferas del poder. Poco le importa al mundo el sufrimiento ajeno, poco o nada.

    En la actualidad, dicen que los niños /niñas, están más educados y sin embargo han proliferado tanto en ellos/as, un tipo de violencia alarmante.
    Sinceramente hay mucho trabajo por hacer y mientras tanto, las víctimas van sumando.

    Muy buena entrada Pluma.

    Te dejo un abrazo.

    PD. Me he hecho seguidora tuya y te pondré en mi lista para comentar tus entradas siempre que pueda.

    Moon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Moon, por seguirme y por dejarme un comentario.
      Los del poder: solo estan interesados en asegurarse su futuro y ganar dinero.
      Los ni@os de hoy no tiene esa educacion de la que tanto hablan los "entendidos"Mientras no partamos de: reconocer y aceptar que el nucleo familiar es la base de una sociedad sana. Que educar a los niños con el primero de los preceptos que es el respeto por el otro. El respeto es esa barrera que nadie debe de transgredir, porque ahi esta el cimiento de una base solida; emocional y cultural de la sociedad.
      Un abrazo Moon. Hay que luchar a brazo partido contra esta lacra, que esta dañando a unuestra especie, mal llamada "civilizada"

      Eliminar
  3. Fabulosa esta entrada es un placer pasar por su blog feliz domingo

    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose Ramon.
      Bienvenido a esta tu casa y gracias por tu visita.
      Me alegra que te haya gustado la entrada.
      Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.