sábado, 24 de noviembre de 2012

Haya o no Haya...


El Perú y Chile sostienen un diferendo de delimitaciòn marítima, sometiendose ambos al arbitraje de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
El problema en si, radica en que segun la posicion peruana, la linea paralela de las doscientas millas del mar de Chile, reduce el dominio fronterizo marítimo del Perú y en consecuencia, lo enajena de 37,900 kilómetros cuadrados de mar. Cosa que Chile niega y sustenta su posicion en la ubicacion de los hitos terrestres.

Las posturas de ambas naciones intentan acaparar la razón, pero es el tribunal en si quien tendrá que decidir a quien otorgársela.
El problema aparenta ser sencillo, pero no lo es, dada la geografía de ambas naciones. Se requiere de un peritaje: legal, técnico y totalmente imparcial, para determinar los limite marítimos definitivos de ambas naciones.

Como es lógico en estos casos, las voces se alzan de un lado y del otro. Los pronunciamientos, las insinuaciones, las puyas, las exhibiciones de poder, los dimes y diretes y toda clase de bravuconadas, están a la orden del día. Pero mas allà de todo esto, lo que realmente importa es que el asunto termine cuanto antes y sin que existan roces.

¿Quien va a ganar? Eso es lo menos relevante y lo menos trascendente, porque lo mas importante es que: ambas naciones encuentren un punto de concordia y acepten lo que la ley internacional les imponga. Que sirva para marcar un hito en medio de la historia, en donde se comience a trazar un nuevo camino. Un camino de: entendimiento, concertacion, encuentro y voluntad de caminar en la dirección del viento de la historia por venir. Dejando atrás aquellos dolorosos recuerdos de un error que nunca debió de cometerse.

A partir de aquí, se debe de dibujar un mapa sin lineas divisorias ni barreras, que impidan el paso hacia el futuro. Hay mucho por hacer y mucho por ganar.
Mas vale un trozo de paz, que un inmenso mar de tormentas y rencores.

Se espera el resultado para el próximo año y hay que esperarlo con mucho optimismo, porque sera el fin de una espera y el comienzo de una nueva era, entre dos naciones que pertenecen a la misma pagina de una historia.


plumay_data @hotmail.com

2 comentarios:

  1. No conocía la existencia de este contencioso, sólo espero, como tú, que el asunto se resuelva sin consecuencias negativas que enturbien la relación entre los dos países, pues coincido contigo en que "más vale un trozo de paz, que un inmenso mar de tormentas y rencores."

    Un abrazo Pluma.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elena:
    Si que es mas barato un trozo de paz. lo demas solo sirve a los intereses de los traficantes de la muerte, bien saben explotar la fe de la ignorancia.
    un fuerte abrazo y siempre es grato tenerete por aqui.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tu comentario.